Revista de Cine Versión Original 261. Canciones

cubierta261redes

Later… with Jools Holland es un programa de la televisión británica de música en vivo emitido por la BBC Two desde 1992. Se trata de uno de los programas míticos del panorama musical que muestra bandas de cualquier rincón del mundo; conducido por el músico y compositor Jools Holland, que presenta el espectáculo, entrevista a algunos de los intérpretes y a veces participa en las actuaciones tocando el piano. El programa es considerado una institución y suma tiene millones de seguidores alrededor del planeta. Later… muestra en cada episodio alrededor de cinco bandas de variados estilos musicales, que actúan para los demás ante una pequeña audiencia en el estudio. Una característica única es la breve jam session que finaliza cada episodio, involucrando a todos los invitados, permitiendo también mostrar el inusual diseño del estudio: todas las bandas se disponen en un círculo y la audiencia rellena los vacíos entre ellos.

Afortunados somos los que podemos disfrutar de esta propuesta musical en el dial 32 de Movistar +. No hace mucho me sorprendió la presencia en este programa del cantante y compositor Paul Simon, que lo visitó con motivo del lanzamiento de su último disco, a los 76 años de edad, Stranger to Stranger. En el episodio interpretó temas de este disco, incluyendo en su intervención un maravilloso regalo para los telespectadores: una versión acústica de The Sound of Silence, una de las canciones más emblemáticas de la historia del cine. La canción fue escrita por Paul Simon entre 1963 y 1964, e interpretada por el dúo Simon y Garfunkel.  La canción fue grabada en marzo de 1964 en Columbia Studios de Nueva York, para su inclusión en el álbum debut Wednesday Morning, 3M, álbum que fue un fracaso comercial y llevó al dúo a la separación. En la primavera de 1965, la canción comenzó a atraer el interés de las radios norteamericanas y Tom Wilson, productor de la canción y de Bod Dylan, decidió remezclar el tema con la banda de estudio de Dylan, añadiendo guitarra eléctrica y batería sin informar del remix al dúo. El sencillo fue lanzado en septiembre de 1995 y alcanzó el número 1 en el registro de singles de la música en Estados Unidos en enero de 1966 y fue un éxito en todo el mundo, clasificada actualmente en el puesto 156 de la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, según la revista especializada Rolling Stone.

La famosa canción aparece en la banda sonora de la película El graduado (1967), dirigida por Mike Nichols y basada en la novela del mismo nombre de Charles Webb. Agridulce comedia generacional protagonizada por la estupenda Anne Bancroft (la señora Robinson) y, en su primer papel cinematográfico, por el joven Dustin Hoffman (Benjamín Braddock), quien se convirtió inmediatamente después de su estreno en estrella de Hollywood. Las relaciones sexuales mantenidas entre un tímido e inseguro joven y una neurótica y alcohólica mujer, son simplemente el pretexto de Mike Nichols, director de origen alemán que obtuvo el Oscar por este trabajo, para reflexionar sobre la confusión vital de la juventud de aquella época en EE. UU. y la incomunicación social y familiar. La mordaz visión de Nichols va mostrando la alienación del recién graduado, situación que le lleva a mostrarnos escenas cercanas al ridículo, que sirven para confirmar como “la apariencia” es la que sustenta su vida familiar y, en definitiva, la sociedad de la época.

Su inclusión en la banda sonora fue también un poco por casualidad: el director, Mick Nichols, en un principio no estaba muy conforme y había tomado la decisión de reemplazarla, pero a medida que se iba desarrollando la trama se dio cuenta que era la canción perfecta para trasmitir sus ideas. Entonces llamó al dúo para que crearan la banda completa. El primer tema que Paul compuso fue Mrs. Roosevelt y se lo entregó a Nichols, quien al oírlo le entusiasmó porque reflejaba muy bien la personalidad de la protagonista principal. Solo le cambió el título por Mrs. Robinson, el nombre de su personaje en la cinta. Una gran canción a la que añadieron otras como Feria de Scarborough, April Come She Will… que hacen de esta banda sonora una de las más reconocidas de todos los tiempos.

Aunque la única canción compuesta para la película fue Mrs Robinson, es The Sound Of Silence, en mi opinión, la canción de esta gran obra, la que te recuerda la primera vez que la disfrutaste en pantalla grande, casi finalizando la carrera universitaria, fantaseando con graduarte y mantener una relación clandestina con una mujer madura como Anne Bancroft. The Sound Of Silence habla sobre la falta de comunicación entre las personas. Al haber sido escrita poco después del asesinato del presidente Kennedy, se quiso ver un intento de plasmar el sentimiento popular. Un “silencio” que se puede también trasladar a nuestro modo de vida actual, un “silencio” ensordecedor que acompaña a las personas que no saben escuchar. Que disfruten de la lectura.