Colección Versión Original

portadacocinewebpeq

CoCine Cultura

Cáceres, Cocina, Cine, Literatura, Cómic y más

“Con la intención de cocinar un menú singular, diferente a los libros de referencia, Versión Original decidió, con buen criterio, ampliar los ingredientes para su elaboración, y combinar, además de la gastronomía y el cine, otras disciplinas, como la literatura y la pintura, en concreto, la ilustración gráfica. Preparar un suculento guiso con la sabiduría y originalidad de los cocineros de Cáceres, las ilustraciones de los mejores dibujantes de España y -convencidos de que la lectura alimenta- los textos de un grupo representativo de escritores extremeños. Al emplatar estos ingredientes ha surgido CoCine Cultura, un libro dividido en diez capítulos, cada uno de ellos con una carta de tres platos (ilustración, literatura y cocina), que incluye sugerencias musicales, literarias y de vinos, para su correcto maridaje. El resultado es una demostración de que el gusto no es solo un sentido por el que percibimos algo, sino también un placer, una facultad y una manera de apreciar las cosas; es decir, la unión de varios sentires servidos aquí con ganas de ver, leer y cocinar.”

portada camara lenta

En cámara lenta

Autor: Fernando Baños Fidalgo

“Este libro nos introduce de pasada en otro ámbito fundamental de las formas audiovisuales contemporáneas como es el de las relaciones de la tecnología con la estética, más complejas de lo que normalmente se supone. El recorrido que el autor hace en torno a las manifestaciones de la cámara lenta a lo largo del siglo pasado nos permite comprender la profunda hibridación que ha existido entre esos dos ámbitos: tan intensa ha sido que debemos hablar de una tecno-estética capaz de sobrepasar los límites de las dos esferas en litigio para construir un territorio nuevo en el que se mezclan estética, tecnología, pensamiento y emociones. Esta amalgama, plasmada audiovisualmente, supera los límites de la funcionalidad adjudicada a las típicas hibridaciones que promueve el cinematógrafo y que están representadas de manera emblemática por la cámara lenta (…) Fernando Baños Fidalgo nos informa claramente de cómo la mayoría de autores que pretendían explicar el uso del ralentí se referían a su potencial para desvelar aspectos de la realidad que permanecían ocultos al ojo humano, se hablaba así de la cámara lenta como microscopio, telescopio o lupa temporal –quien más lejos llegó en este sentido fue Benjamin con su concepto de inconsciente óptico–, todo ello relacionado con la observación, es decir, con la extensión técnica del sentido de la vista como quería McLuhan. Pero hoy en día la cámara observacional se ha convertido en una cámara activa, una cámara, y una tecnología, constructivista, capaz de generar ideas y visualizaciones que la conducen por un camino más hermenéutico que empirista, más abocado a la presentación que a la representación. Por estos nuevos territorios, la cámara lenta se revela como un dispositivo esencial que supera el uso puramente estético a la que la destinaron generalmente las vanguardias.”

Josep M. Català

Fernando Baños Fidalgo es profesor universitario, artista plástico y cineasta. En 2010 publicó El turista de la memoria. En torno a la mirada lenta del Austerlitz de Sebald (Ed. Complutense), libro que recoge una investigación artística sobre el gueto judío de Terezín, República de Chequia, durante la Segunda Guerra Mundial. En ese mismo año inicia su labor como miembro del proyecto nacional de I+D “Imágenes del arte y reescritura de las narrativas en la cultura visual global” y como investigador en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, donde se doctoró en 2013 con su tesis Tiempo lento en el cine y el vídeo contemporáneo. Ha dirigido numerosos proyectos audiovisuales, entre los que destaca su primer largometraje de ficción, La fotógrafa (2013). Actualmente imparte clases de cine en la Escuela Universitaria de Artes y Espectáculos TAI (Madrid) y colabora con la revista de cine Versión Origi
laberinto

Laberinto de luz y vino tinto. Vinos de cine

Autor: Francisco Javier Martín Camacho. Número 18 Colección Versión Original

Este libro constituye una sesión continua de cine y vino, en el que se va desgranando la esencia del vino tal y como aparece en las pantallas. En primer lugar, mostrando las apariciones del vino en los diferentes géneros cinematográficos. Después, se diseccionan, a base de películas, las relaciones entre el vino, la muerte, el amor y la vida. Si morir con vino es posible, cinematográficamente hablando, resultará mucho más edificante ofrecer imágenes de la vida del vino, la vendimia, embotellado o el pisado de las uvas. Luego se ofrece al lector un manual del perfecto catador, un catálogo de saberes referidos al vino y a sus circunstancias, siguiendo las indicaciones de los más expertos catadores -y también de aficionados- que aparecen en las pantallas cinematográficas, incluyendo maridajes, temperaturas y otras costumbres relacionadas con el noble arte de la cata. Por último, apuraremos nuestra botella literaria con un homenaje al champagne y con un capítulo dedicado a los brindis en el cine ¡Salud!

lahumanidadjavierremedios

La humanidad en peligro. El fin del mundo en el cine

Autor: Pedro Triguero-Lizana. Número 17 Colección Versión Original

La humanidad en peligro trata de ser mucho más que un repaso al fin del mundo, a ese Apocalipsis total y universal tantas veces anunciado; trata de cómo el cine, medio de expresión privilegiado por el mundo contemporáneo, ha conjurado el miedo a la extinción, a la destrucción y a la degradación, a través de guerras nucleares o bacteriológicas, meteoritos, asteroides, cometas, planetas melancólicos, pandemias, plagas, infecciones, muertos vivientes, cambios climáticos acelerados, alteraciones geológicas, tormentas solares o invasiones desde el espacio exterior.

Con el cine, especialmente el de la segunda mitad del siglo XX y el de comienzos del siglo XXI, no ha hecho falta esperar al cumplimiento de las viejas profecías mayas, de los augurios de Nostradamus, o de las visiones de la Biblia. El cine nos ofrece el Apocalipsis ya, ahora, en todas las pantallas posibles, enfrentándonos con el fantasma de nuestra particular fecha de caducidad, y con la fecha de caducidad de una civilización que, envuelta en unas contradicciones cada vez mayores, parece siempre abocada al desastre. Si nos fascina el fin del mundo -al menos el ficticio, el imaginado tantas veces por la creación audiovisual- es quizás porque nos fascina ese lado suicida y trágico, tal vez absurdo, de la condición humana, y su destino.

Apocalipsis pop!

Autor: Aarón Rodriguez. Número 16 Colección Versión Original

…mientras la orquesta del final del mundo toca una versión desafinada de los Beatles y James Bond acaba en un chutódromo de Edimburgo con los yonquis de Trainspotting, en esa misma dirección en la que Rob Zombie se alió con Lars von Trier para gastarle una broma macabra a Jacques Lacan, polaroids de Ian Curtis perdiendo el control, en fin, ¿de qué habla este libro sino de cine, música, cultura popular, malestar, la traición de David Bowie, el extintor de Irreversible, el caos reina, slasher para niños y mayores, vodka con Martini agitado…? Apocalipsis pop! es una receta de cinismo, rigor teórico y humor negro para niños crueles que se sientan más cerca de Marilyn Manson que de las radiofórmulas, un disparo en la sien nada ortodoxo por el que desfilan sin el menor rubor Stephen King, Pink Floyd, André Bazin, el comandante Tom de Space Oddity, SPECTRA, la chavalada suburbial de Slumdog Millionaire o, ya puestos, el quinto beatle según Wim Wenders.

Hambre de cine

Autor: Israel de Francisco. Número 15 Colección Versión Original

Hambre de cine no es sólo un repaso por aquellos argumentos cinematográficos en los que algún personaje no tiene qué llevarse a la boca. Este libro es una fotografía a vista de pájaro de lo que ha supuesto el siglo XX, una centuria que nos ha dejado muestras de lo mejor y lo peor que el ser humano puede dar de sí mismo. Una época de la Historia tan cruel, injusta y despiadada como cualquier otra, pero en la que el conocimiento de la miseria y del sufrimiento ajeno ha hecho más dramática si cabe su condición: nunca como antes la enseñanza fue tan asequible, nunca como antes la riqueza fue tan exuberante, nunca como antes los medios para erradicar la pobreza estuvieron tan a mano. Y, sin embargo, nunca como antes la distancia que separa a ricos y pobres fue tan palpable y, a la vez, tan despreciada.

El estudio de la Historia nos enseña que saber de dónde venimos es fundamental para conocer dónde estamos y adónde llegaremos. Por eso, dar un par de pasos atrás nos ofrece la perspectiva necesaria para poder enfocar el objetivo de la cámara que nos retrata, permitiendo conocer el paisaje que dé sentido a las circunstancias del individuo. El hambre es un factor ligado indisolublemente a los perdedores, a los que quedan apartados del recuerdo y pierden por ello la voz. Por ello su hambre no es sólo estomacal, y la justicia pasa a ser el más necesario de los alimentos… servido sobre el plato de la memoria.

Placeres ocultos. Gays y lesbianas en el cine español de la Transición

Autor: Alejandro Melero Salvador. Número 14 Colección Versión Original

La representación de gays y lesbianas en el cine español encuentra su punto álgido en el cine hecho durante los años de la Transición, tal vez la época de nuestra historia reciente más reclamada y recordada desde distintos frentes. Por primera vez, aquellos que no había tenido la oportunidad de hacer escuchas sus voces encontraron la oportunidad de ser oídos en un país que cambiaba para siempre sin detenerse demasiado a mirar hacia atrás. El cine, espejo que refleja y modela la sociedad que lo contempla, fue fiel testigo de un fenómeno insólito que iba a dejar un legado de gran relevancia hasta nuestros días.

Dividido en bloques temáticos que atienden a los distintos géneros cinematográficos, Placeres Ocultos. Gays y lesbianas en el cine español de la Transición revisa el cine de esta época para dar con lesbianas vampiresas, mariquitas de chiste, mujeres hipererotizadas que disfrutan de su cuerpo y del de otras mujeres, homosexuales solitarios que luchan por encontrar su identidad en un mundo para el que no han sido educados; y también adolescentes quinquis que despiertan a una sexualidad desconocida, activistas comprometidos de una causa aún por perfilar, jóvenes pre-movida que experimentan con lo desconocido, guardesas de internados que ocultan pasiones que escandalizan… Para ello, se recurre a material inédito que incluye escenas censuradas nunca vistas y guiones originales, además de entrevistas y testimonios a testigos de la época. A veces realizando una labor di arqueología hasta dar con representaciones insospechadas, y otras revisando y reivindicando obras de enorme interés pero olvidadas en la actualidad, éste libro rememora una época única a la que nuevas generaciones de españoles deben mucho, y sin la que sería imposible entender los nuevos caminos de las representaciones contemporáneas de gays y lesbianas en el cine español.

En las ciudades

Varios autores. Coordinador: Hilario J. Rodríguez. Número 13 Colección Versión Original

Imagina que estás viendo una película ambientada en Nueva York a finales del siglo XX. Una de las secuencias muestra a un matrimonio hablando de forma despreocupada. Son tom Cruise y Nicole Kidman. Él de pronto asegura conocer a las mujeres, en general; y a ella ese comentario le molesta. <<¿Te acuerdas del último verano en Cape Cod? Estábamos alojados en un hotel y desde la ventana de nuestra habitación podíamos ver las olas rompiendo sobre la arena de la playa. ¿Recuerdas que una de las noches, mientras cenábamos, había tres oficiales de marina sentados cerca de nosotros? Uno recibió un telegrama y tuvo que irse. Pero quizás no le prestaste atención. Yo lo había visto antes, subiendo las escaleras esa misma mañana. Al cruzarme con él, me detuve unos instantes. Dos días después de la cena, Helena fue al cine con una amiga y nosotros hicimos el amor. Aunque luego comenzamos a hacer planes y yo me reía, sólo pensaba en el oficial, pensaba que si aquel hombre me hubiese pedido que me fuera con él una noche os habría abandonado a ti y a Helena sin dudarlo, una noche habría sido suficiente…>> Ahora imagina que eres Tom Cruise y que acabas de escuchar cómo tu esposa te contaba todo lo anterior y que estás a punto de salir a la calle. Imagina si la ciudad que encontrarás es la misma de otras veces, Nueva York a finales del siglo XX, o es otra. Y recuerda que cuando abras este libro, seguramente encontrarás en él ciudades reales e imaginarias, ciudades que creías conocer y que ahora te resultarán extrañas, ciudades donde el cine se confunde con los viajes y las derivas, ciudades que estaban y ya no están.

El sitio de Viena. Huellas de Fritz Lang

Autor: Carlos Losilla. Número 12 Colección Versión Original

Nadie diría que éste es un libro de cine, aunque en él se hable de muchas películas y su punto de partida sea Fritz Lang. Tampoco parece un ensayo cultural, por mucho que en sus páginas se encuentres algunos de los personajes –poetas y pintores, filósofos y actrices- que ayudaron a forjar la esplendorosa decadencia de Europa, entre finales del siglo XIX y principios del XXI. Y ni siquiera tiene forma de novela, aunque la ficción desempeñe en él un papel trascendental. En el fondo, El sitio de Viena es todo eso y mucho más, la historia de Fritz Lang y su tiempo contada como una intriga sin solución, desgranada a su vez a partir de una fascinante trama detectivesca: de cómo el narrador, ayudado por diversos personajes secundarios, procura desentrañar el sentido de esa época a través de la vida de un hombre que podría ser su metáfora.

Carlos Losilla (Barcelona, 1960). Profesor de Teorías del Cine en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Autor de El cine de terror (1993) y La invención de Hollywood (2003), entre otros textos, ha publicado también En busca de Ulrich Seidl (2003), la primera parte de una trilogía que ahora continúa con El sitio de Viena y que despertó el entusiasmo de la crítica:
“Es uno de los mejores libros de cine que leí en mucho tiempo… Un viaje fabuloso pero doméstico, verdadero o falso pero siempre atribulado” (Marcelo Panozzo, El Amante).

“Un falso documental escrito que se disfruta con el mismo placer que una nouvelle… Su lectura atrapa desde la primera página” (Ramón Lluis Bande, director de cine).

“Uno de los mejores trabajos que he leído sobre la cultura vienesa actual” (Ángel Quintana, El Punt).

“Este libro, creativo y personal, es uno de los mejores que se han publicado en materia de cine en muchos años” (José María Latorre, Imágenes de actualidad).

Imágenes del cuerpo

Autor: Israel Paredes B. Número 11 Colección Versión Original

¿Qué tienen en común cineastas tan dispoares come Claire Denis, David Fincher, Tsai Ming-Liang, Nanni Morreti, March Recha, David Lynch, Oliver Assayas, Bruno Dumont, David Cronenberg, David Gordon Green, hou Hsiao-Hsien, Vincent Gallo o Catherine Breillat? Un claro interés por el cuerpo, por su representación cinematográfica. Un cine que se adentra en la aventura de la exploración, en el deseo de buscar, antes que encontrar, a través de los cuerpos que pueblan su cine. Una manera de entender el cine que esconde el deseo de llegar más allá, de superar los límites de la representación clásica y construir el futuro del cine (también el presente).

Imágenes del cuerpo asume la condición aventurera de todos los directores presentes en el libro para ir de la mano de esa exploración, buscando que las palabras transmitan el poder de las imágenes, anhelando poder acceder a los cuerpos que construyen cada imagen mediante su reconstrucción literaria. Intentando que el cine salga de su condición plana para dejar patente que en su interior anida lo físico, que esos cuerpos que la pantalla parece arrinconar con sus contornos, se encuentran, en realidad, vivos y presentes. Buscar que los cuerpos recuperen el lugar que les pertenece dentro del cine.

En mitad del camino. Paisajes y sentimientos de las Españas en nuestro cine

Autor: Enrique Pérez R. Número 10 Colección Versión Original

Estas páginas constituyen un viaje. Pretenden convertirse en una travesía emocional y en un vuelo cercano sobre algunas de las ideas, tradiciones y costumbres de las tierras y las gentes de España. Observar de cerca cómo nuestro cine nos ha reflejado en los últimos treinta años, región por región, ayuda a entendernos algo mejor. A entender a los otros y a comprendernos también a nosotros mismos. Como todo recorrido, será tanto más gratificante para cada uno de los viajeros cuanto mayor enriquecimiento personal pueda encontrar. La pretensión es sencilla: ver, observar, dejar que nos cautiven los paisajes, que nos emocionen los sentimientos de nuestros personajes y que las ideas de los otros calen en nuestro entendimiento. Como todos los viajes, éstas páginas pueden servir para descubrir sorpresas agradables, o para constatar realidades oscuras. Si sólo alguno de los peregrinos ve una única luz antes oculta o empatiza con una simple idea antes rechazada o siente algo, por breve o insignificante que parezca, ante una emoción antes diferente, entonces, el trayecto no habrá sido en vano. Alguien querido me enseñó que disfrutar de un viaje no es hacerlo en el destino, sino durante el camino.

En mitad del camino nos encontramos, se encuentran. En mitad del camino se halla el incansable Don Quijote, la joven desorientada Silvia de Jamón, jamón, los componentes de las unidades musicales en Escenario móvil, la Barcelona en llamas de La ciudad quemada, la esperanzada Carmen de Tabarka, los niños protagonistas de Barrio o Pajarico y la ilusión, tantas veces desecha, de los vascos de buena voluntad que hablan en La pelota vasca, la piel contra la piedra. En mitad del camino se encuentra el autor de este libro, que pretende aquí dar comienzo a una investigación mayor aunque quizá estas páginas sean principio y final, nunca se sabe. En mitad del camino, en fin, se encuentra esta España nuestra en constante búsqueda de su identidad, a media distancia entre la frustración de no haberla encontrado y la enorme ilusión por hallarla muy, muy pronto.

Si al andar se hace camino, se construye vida al viajar. Un pedazo de la nuestra es lo que se encierra en el interior de este libro.

Infidelitas,-atis. Recorrido por la infidelidad en el cine

Autora: Carmen Lloret. Número 9 Colección Versión Original

La infidelidad ha sido siempre un tema tabú, ya sea por su estrecha relación con el sexo, por el riesgo que entrañaba, come por el castigo que sucedía. Por estos motivos, a lo largo de la historia se ha visto acallada, escondida y relegada a las sombreas de la noche, lo que ha hecho de la infidelidad un concepto opaco, de difícil dilucidación. Así pues, la eterna pregunta sobre la infidelidad sigue hoy en día abierta.

Se ha hablado mucho sobre la infidelidad. Se ha escrito, se ha esculpido, se ha pintado, se ha cantado y, pos supuesto, se ha rodado. El cine ha sabido retratar a la perfección todas y cada una de las incógnitas de este tema a abordar. Desde los rodríguez de Wilder hasta las femmes fatales del cine negro de los cuarenta. Ahora bien, el cinematógrafo ha dejado la puerta abierta a las distintas interpretaciones.

¿Por qué los seres humanos son infieles? ¿Los son por naturaleza? ¿Cuáles son los motivos que empujan a las personas a cometer un acto de infidelidad? ¿Quiénes son más proclives a la infidelidad, mujeres u hombres? Estas son alguna preguntas que hallan respuestas en Infidelitas -atis. La infidelidad, es decir, el sexo, la lujuria, el deseo, la vendetta, sus personajes principales –el infiel- y los secundarios –la víctima, los amantes-, todo ello se desvela en este ensayo en el que la infidelidad de desdobla y transita entre lo femíneo y lo viril.

El abismo tras el espejo. Los rostros del mal en el cine

Autor: Vicente Mazón. Número 8 Colección Versión Original

El mal es la esencia misma del cine. Ha impregnado con su barniz todos los géneros, de manera que no hay argumento en el que no asome bajo cualquiera de los rostros que ha adoptado. Su presencia marca el sendero a personajes que hoy engrosan una mitología crepuscular cuyo influjo va más allá de la pantalla.

La seducción que este tema ejerce sobre el público ha sido determinante en la propia madurez de lo que muchos consideraron un invento del diablo: las innovaciones técnicas, la iconografía y los símbolos –los propios, pero también los prestados por el folclore o por las demás artes- se han postrado ante la maldad para elevarla hasta ese rango de universalidad del que gozan el amor, el tiempo y la muerte. De su ser deben la comedia, el cine de aventuras, la ciencia-ficción, el terror y cuanta fantasía cifró el hombre en fotogramas.

De todo ello trata El abismo tras el espejo: de fuerza poética de la imagen para expresar, desde la intuición, lo que la filosofía o la religión no han podido; pero, también, de la débil frontera que separa la realidad de la ficción cinematográfica.

Las miradas de Eva

Autora: Lola Lasala. Número 7 Colección Versión Original

Las mujeres han ido ocupando poco a poco aquellos puestos que la sociedad les negó sin razón.

El mundo del cine ha ofrecido desde sus comienzos la imagen de la mujer como objeto de la mirada, pero llegó un momento en que ellas se quisieron ser sujeto activo y ponerse detrás de la cámara para ofrecer su visión de la realidad a aquellos espectadores que pudieran apreciarla.

En España, desde los años veinte, las mujeres han trabajado en la dirección, sin embargo, hasta la década de los noventa no ha habido una verdadera eclosión.

De eso trata este libro, de logros, de miradas de mujer, y de la magia del mundo en el cine.

Las notas del olvido. Introducción a la música de cine

Autor: Víctor León. Número 6 Colección Versión Original

Pensado para todas aquellas personas que sientan interés por conocer la música cinematográfica desde un punto de vista muy básico y general.

Este libro permite, sin ningún esfuerzo e sin tener conocimientos previos, acceder a un fenómeno cultural que, sin lugar a dudas, va recuperando la importancia y el reconocimiento que a través de sus más de cien años de existencia se le ha negado incomprensible e insistentemente.

Valga pues come homenaje a todos aquellos que trabajaron y trabajan para que este genero obtenga su indiscutible valor, consiguiendo da paso que la histórica definición del maestro Aarón Copland: “La música de cine es la que todo el mundo oye pero nadie escucha”, pase a ser solamente eso, historia.

La emoción sin nombre. Amor y deseo en el cine

Autora: Silvia Rins. Número 5 Colección Versión Original

Este libro acerca el lector a las grandes visiones del amor ligadas a la evolución del arte cinematográfico durante su siglo de existencia, pero sobre todo induce a la reflexión, contagia entusiasmos y aniquila certezas.

¿Estará sucumbiendo el amor romántico occidental, cargados de valore de larga tradición?

¿Todavía somos capaces de creer en el deseo, en su poder y su esencia regeneradora, todavía somos capaces de crear el amor?

Y en este caso, ¿cómo definir la trayectoria de una emoción –de algo que a veces ni siquiera es movimiento, sino una porción de energía contenida-, qué sentido castrador tiene nombrar un tipo de conocimiento abierto a lo imposible?

Las preguntas son las mismas para todos, pero el cine no ofrece respuestas unívocas: cada época o estética, director o película, símbolo o imagen aportan su verdad particular, sincera e intransferible.

Miradas sobre el mundo. Veinte conversaciones con cineastas

Autor: Antonio Castro. Número 4 Colección Versión Original

No ha resultado nada fácil hacer la selección de las entrevistas que, finalmente, están destinadas a integrar este libro.

Para conseguir que resultara lo más significativo posible, se ha intentado que existiese una representación de la mayor parte de los países que tienen algo que decir en el mundo del cine.

Tras algunas vacilaciones, 20 parecía una muestra aceptablemente representativa, y estaba dentro de las posibilidades de extensión que podía tener este libro.

El miedo. Trayecto hacia el cinematógrafo

Autor: Hilario J. Rodríguez. Número 3 Colección Versión Original

La historia de este siglo está, sin duda, íntimamente ligada a la imagen. Desde el nacimiento del cinematógrafo, cada acontecimiento ha ido acompañado por su traslación, tarde o temprano, a la pantalla.

Pero el nuevo arte ha querido asimismo emanciparse e crear, libre de ataduras. Drácula, Frankenstein y otras criaturas no menos ominosas han creído romper los límites de la razón, para reducir al hombre y hacerle templar. Desgraciadamente, los verdaderos temblores no estaban lejos de la realidad, entre campos de concentración, conflictos bélicos, terrorismo, armas nucleares y, ante todo, la certeza de que el fin del ser humano había traspasado su imaginación, viviendo a expensas de un futuro cada vez más cercano y, por tanto, más lejos de aquel pasado que, de un modo u otro, le devolvía la conciencia de haber sido algo en un tiempo pretérito al cual podía volver en busca de sí mismo. En medio de empresas donde sólo la masa tiene sentido, el individuo ya ni siquiera puede balbucear y se limita a esperar lo pero en cualquier parte.

Por encima del terror humano, el silencio de Dios.

En la oscuridad. Breve antología crítica

Autor: José María Latorre. Número 2 Colección Versión Original

Gracias a una iniciativa de la revista “V.O.” de Cáceres, que en marzo de 1996 tuvo la gentileza de concederme el premio San Pancracio a la mejor labor crítica (aunque yo prefiero llamarla labor escrita, pues el término crítica me inspira un rechazo visceral), puede ver la luz editorial este primer libro recopilación de artículos míos sobre temas cinematográficos, los cuáles he podido publicar con mayor a menor frecuencia desde el ya lejano año 1966. Desde entonces –y cada vez, creo, de manera más insistente- , a la hora de escribir sobre películas he procurado tener en cuenta al menos dos cosas: que el cine posee su propio lenguaje, lo que condiciona una manera de ver, una manera de mirar el cine (al principio, siendo como soy un hombre de letras, constituyó para mí un desafío intelectual); y tratar de transmitir al lector, en medida de lo posible, la atmósfera, el tono y el interés de cada film sobre el que escribía, considerando a la vez la necesidad de llamar la atención sobre sus relaciones con artes como la literatura, la música o la pintura (aunque el cine, decía, tiene su propio lenguaje, ello no significa, ni mucho menos, que haya sido o sea ajeno a la literatura, a la música o a la pintura, ni sensible a la así llamada cultura popular).

Con más frecuencia de la que habría deseado ha tenido que leer, por obligación profesional, comentarios sobre libros, películas, músicas y pinturas que, en lugar de incitar a leer esos libros, ver esas películas, escuchar esas músicas y mirar esas pinturas, invitaban a lo contrario aun cuando el texto fuera elogioso. Ésa ha sido mi tercera preocupación: hacer de cada comentario escrito una pequeña aventura, evitar la aridez y el dogmatismo, convertir los textos en un animado coloquio con el lector. Aunque, en el fondo (he reparado en ello al releer algunos textos), me temo que lo que he hecho más a menudo ha sido hablar de mí mismo: proyectándome personalmente de alguna forma en mi visión de las películas comentadas.

Literatura y Cine. La relación entre la palabra y la imagen

Autora: Ana Alonso. Número 1 Colección Versión Original

La idea de escribir sobre el cine y la literatura surgió a raíz de mi trabajo de doctorado, que por entonces yo hacía estudiando temas de crítica literaria. Mi intención era aplicar mis teorías sobre la adaptación a la pantalla centrándome en un cineasta y literato que me fascinaba desde hacía tiempo, Gonzalo Suárez. No obstante, opté por hacer un trabajo más general que estudiara las relaciones entre ambas artes en sus diferentes códigos.

Para elaborarlo leí varios libros (que incluyo en la bibliografía) que trataban cuestiones específicas del cine y la literatura, e intenté redactar una panorámica amplia con todo ese material. No quisiera olvidar la valiosa aportación de varios cursillos sobre el cine y la literatura realizados en sucesivos veranos (Formigal, El Escorial, Ávila), que me aportaron una visión más directa, al poder escuchar las opiniones de cineastas y literatos.

Este trabajo no pretende ser exhaustivo, del tema se podrían decir muchas más ideas, analizar las adaptaciones concretas, ejemplificar con textos específicos, etc. Simplemente quiero enfrentar ambas artes en algunos de sus elementos constructivos y aportar una tenue luz sobre el tema de la traslación a la pantalla de ciertas obras literarias.

En definitiva, mi tarea ha sido la de recopilar diversas interpretaciones teóricas y darles cierta unidad. Éste, creo, es el paso previo para poder abordar en posteriores trabajos la obra de cineastas que utilizan textos literarios o viceversa. Por último, quisiera agradecer a la revista V.O. y a sus directores, por la diferencia que han tenido conmigo apoyándome en esta labor. Gracias por vuestra paciencia.