Revista de Cine Versión Original 200. MI PELÍCULA

1

El primer número de esta revista apareció en diciembre de 1993 y estaba dedicado al cine negro; el que hoy dedicamos a las mejores películas de nuestras vidas aparece en enero de 2012, dieciocho años después, y es el número doscientos. Entre uno y otro han sucedido muchas cosas, sobre todo para quienes hemos trabajado en ella desde su creación. Hemos visto, por ejemplo, cómo mejoraba la calidad de los textos, cómo el diseño se renovaba, cómo iban y venían los colaboradores, cómo aparecían y desaparecían secciones, como comenzaba la edición de libros Colección Versión Original, como la ambición iba aumentando de número en número, como los lectores se iban multiplicando y cómo la revista rebasaba más y más fronteras a medida que se daba a conocer gracias a su distribución en bibliotecas, librerías, universidades y filmotecas.
Versión Original nació, sigue siendo, y queremos que lo sea en el futuro, como una publicación con dos objetivos fundamentales: fomentar la lectura e impulsar la pasión por el cine. De ahí nuestra filosofía general: artículos bien escritos, de carácter divulgativo y, a cuya finalización, el lector desee ver aquella película de la que tratamos. Debe ser una revista directa, cercana y destinada a todo tipo de lector.

1

Creo que a lo largo de su historia, Versión original ha abordado los géneros canónicos y de paso ha propuesto alguno nuevo; también ha procurado mantenerse cerca del presente y de temas que exigían compromiso o atención. En ese sentido, el balance de asuntos abordados es muy positivo, si no comprobadlo vosotros mismos: el miedo, el western, la ausencia, la locura, el circo, el odio, las drogas, la nieve, la homosexualidad, la familia, el periodismo, la infancia, Nueva York, la pasión, la enfermedad, el humo, el racismo… Así hasta doscientos temas en los que hemos puesto nuestro empeño y nuestras ilusiones, temas sobre los que hemos intentado contar lo que sabíamos y de paso también hemos intentado aprender unos de otros.
Versión Original fue en sus inicios una forma de estar en contacto con el séptimo arte, actualmente esta publicación es uno más de los proyectos que coordina la Fundación ReBross (www.fundacionrebross.org). Esta Fundación es una entidad sin ánimo de lucro, inscrita en el Registro del Ministerio de Cultura, que nace en la ciudad de Cáceres con la vocación de trabajar en pro de la cultura y la solidaridad. Para ello, los objetivos esenciales de esta institución se materializan fundamentalmente en la cooperación para el desarrollo de los países más pobres y en la promoción del cine. Este último, posee una doble naturaleza, pues sobre él pivotan las actividades que permiten a la Fundación interrelacionar cultura y solidaridad, transformando nuestro trabajo editorial y de organización de eventos en ayuda económica a zonas desfavorecidas. La labor editorial abarca la publicación de esta revista y la edición de libros relacionados con el séptimo arte. La promoción del cine se completa con la organización el Festival Solidario de Cine Español de Cáceres (Premios San Pancracios de Cine) y el Festival Juvenil de Cine Español de Circa (Perú). Estas actividades generan la recaudación que se destina anualmente a diversos proyectos humanitarios en Perú, Brasil, Ecuador y Kenia.

1

Es evidente que sin el trabajo altruista del equipo directivo y de los colaboradores la revista no estaría todos los meses en los puntos de distribución. No es menos cierto que sin el apoyo institucional y la ayuda de particulares tampoco, ya que la revista tiene un coste importante de imprenta y distribución sufragado con el compromiso público y privado. En estos dieciocho años hemos contado con el apoyo incondicional de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura, a ella se unieron posteriormente instituciones como la Asamblea de Extremadura, el Ayuntamiento de Cáceres, la Diputación Provincial de Badajoz y el Ministerio de Cultura (Subdirección General del libro). Es obligado agradecer el respaldo de estas instituciones, ahora más que nunca, ya que internet (revistas gratuitas en la red) y la crisis económica nos tiene realmente preocupados.
Reconocimiento especial merece el apoyo que desde sus inicios ha recibido la revista de la mediana y pequeña empresa cacereña, el compromiso de algunos empresarios con este proyecto cultural ha sido y es una ayuda económica imprescindible. En estos dieciocho años han sido muchas las empresas que han contribuido a que esta publicación estuviera puntualmente presente en la ciudad de Cáceres, y posteriormente en toda España. Agradecimiento sincero a aquellas empresas que mantienen incondicionalmente la ayuda económica, incentivo vital para Versión Original, como el Restaurante “El último café” (desde enero 1994) y Cafetería- Bar “La Fontana” (desde enero 1997).

1

La publicación de este número 200 es un premio a todos los amigos y compañeros que han participado en este proyecto durante todos estos años. A los que estuvieron, a los que están actualmente (de forma puntual a los escritores, periodistas y aficionados al cine que han colaborado en este ejemplar tan especial), a los jóvenes que están empezando (como el nuevo jefe de redacción, Luis Sáez Jiménez), a los que trabajan mensualmente en la administración (Laura González y Valentín Acedo), distribución (Francisco Giraldo y Juan Paniagua) y asesoramiento (Pepe Viñuelas). Y en especial a dos amigos que iniciaron conmigo esta andadura y que siguen al pie del cañón: Javier Remedios, que gestiona desde los inicios la Dirección Artística de la revista y de la Fundación ReBross, aportando ironía, inteligencia y creatividad. Gracias, Javier. Gracias también a Tinti, que es el hombre en la sombra, el trabajador nato, la persona que desempeña la complicada labor de Director Comercial. Toda mi gratitud y mi cariño para los dos.

1

Me despido con gran satisfacción por el camino recorrido por esta singular revista de cine y con el deseo de seguir publicando, y trasmitiendo, nuestras sugerencias sobre las mejores películas del la Historia del Cine, ya que la ilusión y las ganas siguen intactas.