Revista de Cine Versión Original 218. Arquitectura

portadaweb218

Mantener una revista como Versión Original, en los tiempos que vivimos, es una empresa complicada: no creo que esté desvelando un secreto. A la brutal crisis de las publicaciones en papel, incluida la prensa escrita, una crisis estructural pero que puede hacer un daño inmenso a nuestro entorno, hay que añadir la importante reducción de las ayudas a la cultura que aportaban las administraciones. Las instituciones, por ejemplo el Gobierno de Extremadura, aconsejan la búsqueda de financiación privada, pese a la evidencia del descenso publicitario a todos los niveles; también sugieren que sean los lectores y el público al que se dirige la publicación los que únicamente apoyen con su dinero este proyecto, cuando los ciudadanos tienen cada vez menos dinero para gastar en cultura, e incluso en sus imprescindibles gastos domésticos. Consejos y sugerencias que demuestran, una vez más, que los políticos están muy alejados de la realidad social; cuando las administraciones te confían que también han reducido el apoyo a proyectos culturales “propios”, parecen olvidar que los proyectos organizados por la propia administración también se financian con los impuestos de los ciudadanos.

Nosotros, que nos sentimos y somos reconocidos como emprendedores culturales, nos encontramos en una situación muy difícil, casi desesperada: en este 2013, cuando se cumple el veinte aniversario de la revista, se ha anulado la pequeña ayuda que se recibía del Gobierno de nuestra comunidad y la subvención a revistas culturales que destina el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes a instituciones sin ánimo de lucro se ha reducido, en nuestro caso, en un 75%. Apenas tenemos opciones para sobrevivir: pasar de una tirada mensual a bimensual, trimestral o semestral.

La Fundación, en la confianza de ese entorno emprendedor en que se ha movido siempre, sigue buscando financiación privada entre pequeños negocios y profesionales, sintiéndose solidaria con los anunciantes que deben retirar su publicidad con que apoyaban el proyecto. Y trabaja en una campaña para aumentar el número de suscripciones y ventas, sin contar con financiación para ello, gracias al apoyo y compromiso de empresas cercanas a ReBross.

Forma paradójica, como una de esas contradicciones que la crisis pone en evidencia, frente a todos estos problemas enumerados, cada vez son más los interesados en participar en esta revista cultural. Interés que surge entre los jóvenes que saben que Versión Original es la única revista de cine en España que tiene como uno de sus objetivos ofrecer la posibilidad de publicar los primeros textos, y que es una publicación singular que fomenta el cine, la lectura y escritura entre los ciudadanos: un modelo de participación cultural como no hay otro en España. Una forma eficaz de proyección de Extremadura.

Entendemos que este tipo de proyectos no deben ser mantenidos exclusivamente por las administraciones, pese a sus efectos sociales, pero también entendemos que retirar las pequeñas ayudas que recibía, alegando una y otra vez la difícil situación económica que atraviesa el país, es una forma de ahondar en esa misma crisis y de alejar la cultura de los ciudadanos. Porque, ¿qué pasará cuando la situación mejore y ya no existan proyectos que fomenten la cultura entre los ciudadanos? ¿hablaremos entonces de una crisis cultural irreparable, de una brecha cultural en Extremadura que impedirá el desarrollo económico?

Los recortes ya han llegado a Versión Original, hemos tenido que dejar sin publicar varios artículos de los recibidos para este interesante monográfico dedicado a la “Arquitectura y el Cine”. Queremos trasmitir nuestras sinceras disculpas a los afectados y agradecemos su labor constante y desinteresada. Que disfruten con la lectura. Mientras puedan