Revista de Cine Versión Original 219. El humor

portada219peq

Este ocurrente número sobre “El Humor en el cine” quiere ser un sincero agradecimiento al cómico y músico Julián López. Julián nació en El Provencio (Cuenca) y sus inquietudes culturales le llevan a la ciudad de Cuenca para estudiar Magisterio en la especialidad de Música. En esa época universitaria descubre su verdadera vocación, y participa en trabajos amateur junto a sus amigos de Facultad Raúl Cimas y Ernesto Sevilla. Cortometrajes, programas de televisión -su vis cómica le ha permitido realizar numerosos papeles-, pequeñas incursiones en películas, le sirven de formación y experiencia hasta su desembarco definitivo en el Cine Español, en 2009.

La primera persona que nos habla de la capacidad humorística de Julián es Borja Cobeaga, que visitó el Festival de Cine de Cáceres para recibir el Premio de “Mejor Director Novel” en 2010 por Pagafantas. El director vasco, que ya contó con él para interpretar al entrañable “Rubén” en la misma Pagafantas, habló de la cualidades de este cómico que también participará en su siguiente comedia (No controles, 2010), con la creación de un personaje que tuvo mucha repercusión, el inolvidable “Juan Carlitros”. Ese mismo año se transforma en “Bertín”, el tonto del pueblo, en la divertida película Que se mueran los feos (Nacho G. Velilla), que protagoniza la portada de este monográfico. En 2011 se convierte en un desaforado guionista de películas porno, “Lino Aguilar”, en la comedia No lo llames amor…llámalo X, de Oriol Capel. Cuatro personajes que muestran la versatilidad de este cómico que, junto a varios compañeros de profesión, está consiguiendo que la comedia española actual sea realmente un género respetado.

En 2011, la organización del Festival Solidario de Cine Español de Cáceres no tuvo ninguna duda en otorgar el Premio “Mejor Actor Revelación” a Julián López por su interpretación en No controles. Julián llegó a Cáceres el mismo sábado en que se celebraba la Gala Benéfica, a pesar de que la organización insiste a los premiados en que intenten llegar un día antes para conocer mejor la ciudad, el proyecto solidario de la Fundación ReBross y, por qué no decirlo, a los organizadores de este singular Festival de Cine. Su agenda de trabajo no le permitió viajar el viernes, pero en veinticuatro horas se identificó con el proyecto de promoción del Cine Español que realiza el Festival y se sensibilizó con su vertiente humanitaria.

Tal fue la conexión entre Julián López y el Festival que, el año siguiente, 2012, es contratado para presentar la Gala de Clausura. En esta ocasión sí llegó el viernes a Cáceres, obligado por los ensayos previos a la gala, ensayos que estuvieron marcados por el alto grado de responsabilidad con que asumió su trabajo. El sábado, durante el almuerzo que todos los años el Festival ofrece a los premiados, y unas horas antes de la entrega de los galardones, Julián López nos trasmite que quiere donar el importe integro de su contrato a los proyectos humanitarios de la Fundación; ahí no queda la cosa, a las nueve de la noche sube al escenario y protagoniza una de las Galas más divertidas y emocionantes que se recuerdan. Y unos meses después de su desinteresada labor en el Festival, se pone en contacto con nosotros para hacer una aportación económica, ya que conoce todos los proyectos de cooperación en los que participa ReBross a través del Festival y sus publicaciones. En 2013, en el veinte aniversario de Festival, se ofrece para escribir el guión de la Gala y presentarla, esta vez, con su compañero de chistes Raúl Cimas; con dos condiciones, no querían cobrar y su viaje hasta Cáceres lo harían en su coche para evitarle gastos de transporte al certamen. El resultado fue, para todos los presentes en el Gran Teatro de Cáceres el 13 de marzo de 2013, la mejor entrega de premios de la historia de los populares San Pancracios de Cine: imágenes, recuerdos, emociones, risas, dedicatorias, música, profesionalidad y humor, mucho humor.

Julián López tiene ya algunas ideas para la Gala de Clausura del XXI Festival Solidario de Cine Español de Cáceres: una de ellas es que el que escribe estas líneas de agradecimiento, suba al escenario cubriendo su brillante calva con una peluca “afro”. Ojalá esta gran persona siga unida al Festival muchos años más; el vínculo es consistente, forjado por la “Amistad” y el “Humor”. Gracias Julián.