Revista de Cine Versión Original 236. Cuentos

portada236peq

En la presentación del curso 2014-15 de la Escuela de Letras de Extremadura, que patrocina la Fundación ReBross, conocí a José María Cumbreño, poeta y docente, que amablemente participó en una mesa redonda sobre la formación académica de escritores y poetas extremeños. Chema, además de colaborar en esta presentación, me regaló el último libro de Ediciones Liliputienses, un proyecto que pretende difundir en España la obra de los poetas y escritores latinoamericanos más interesantes de la actualidad.

El proyecto me pareció tan apasionante que le propuse editar conjuntamente, como prueba de la admiración por su desinteresada labor, la revista Versión Original y el siguiente libro de Ediciones Liliputienses bajo una misma temática, y acordamos que el contenido de nuestras publicaciones se basarían en los cuentos más relevantes que nos ha ofrecido la historia de la literatura: la revista recordará grandes películas realizadas a partir de estas narraciones breves, mientras que el libro abordaría versiones personales de cuentos reconocidos. La idea se completará con la distribución conjunta del producto de dos instituciones sin ánimo de lucro, que trabajan en la difusión de la cultura desde una ciudad pequeña como Cáceres.

Nuestra aportación al compromiso adquirido comienza con el original artículo de Daniel Marín, sobre la obra maestra Léolo (Jean-Claude Lauzon, 1992), el texto es como un cuento donde el narrador es el propio protagonista, al igual que la voz en off de la película, en la que un niño, ante el temor a que la locura que padecen los demás miembros de su familia acabe con él, decide reinventar su vida para distanciarse. David Felipe Arranz escribe sobre los hermanos Grimm y una de las películas sobre su biografía, donde podemos encontrar algunos de los clásicos más conocidos de estos autores, como “La princesa y el leñador”, “El zapatero y los enanitos” o “El hueso cantor”, entre muchos otros: El maravilloso mundo de los hermanos Grimm (Henry Levin y George Pal, 1962). Los nuevos colaboradores Elpidio del Campo y Juan Gorostidi nos presentan Un cuento de Canterbury (Michael Powell y Emeric Pressburger, 1944),  un film que no tiene nada que ver con “Los Cuentos de Canterbury” de Chaucer, donde sus protagonistas, tres “peregrinos”, se encuentran durante la II Guerra Mundial cerca de Canterbury e intentan resolver el misterio del “fantasma del pegamento”, que ataca a las chicas por la noche. Francisco Mateos Roco recuerda la gran obra del maestro japonés, Cuentos de la luna pálida de agosto (Kenji Mizoguchi, 1953), parábola construida por los guionistas Matsutarô Kawaguchi y Yoshikata Yoda a partir de tres clásicos cuentos de Akinari Ueda, y de un relato europeo de Guy de Maupassant. Guillermo Triguero recomienda la estupenda película Big Fish (basada en la novela de Daniel Wallace), una de las obras del mejor narrador de cuentos de la historia del cine: Tim Burton. El primer artículo de Jorge Fidalgo Peralta para esta publicación versa sobre Las tres caras del miedo (Mario Bava, 1963), basado en tres breves cuentos de terror, donde el inigualable Boris Karloff es el encargado de presentar cada uno de los relatos al espectador. José Manuel Rodríguez Pizarro sugiere la película española La educación de las hadas (José Luis Cuerda, 2006), adaptación de la novela “La educación de un hada” (L’éducation d’une fée, 2000) del escritor francés Didier van Cauwelaert. Lorenzo Ayuso escribe sobre ¿Quién mató a tía Roo? (Curtis Harrington, 1972), adaptación libre del popular cuento “Hansel y Gretel”, en el que tía Roo es una amable viuda americana que cada año celebra una gran fiesta de Navidad a la que invita a un grupo seleccionado de huérfanos. Luis D. Rivero Moreno quiere homenajear al concienzudo investigador de los entresijos de la física, la metafísica y el cine, Eric Rohmer, uno de los cineastas más esforzados en hacer ver que la narración fílmica no es más que eso, un “cuento”, hecho que se ve perfectamente ejemplificado en su “saga” dedicada a las cuatro estaciones: Cuento de Primavera (1990), Cuento de Invierno (1992), Cuento de Verano (1996) y Cuento de Otoño (1998). Marco Antonio Núñez quiero recordar que Julio Cortázar y Michelangelo Antonioni, dos maestros de la modernidad, convergieron en Blow-Up (1966), adaptación del italiano de un cuento del argentino, “Las babas del diablo”, incluido en su volumen de relatos “Las armas secretas” (1959). María Vaquero Argelés presenta Historias extraordinarias (Roger Vadim, Louis Malle y Federico Fellini; 1968), adaptación de tres cuentos de terror de Edgar Allan Poe, cada uno de ellos dirigido por un realizador diferente. Pablo Sánchez Blasco selecciona Ondine (Neil Jordan, 2009), pequeña historia que analiza la influencia de los cuentos en el imaginario cotidiano. Pedro Triguero-Lizana habla de la fructífera colaboración entre Manuel Antín y Julio Cortázar, centrándose en Circe (Manuel Antín, 1963), adaptación del cuento homónimo de Cortázar. Rodrigo Arizaga Iturralde elige Las aventuras del barón de Munchausen (Terry Gilliam, 1988), basado en una publicación anónima de 1781, el libro recopila historias de la tradición oral inspiradas en un personaje real, el aventurero alemán Karl Friedrich von Münchhausen. Tomás Loyola Barberis se fija en Hard Candy (David Slade, 2005), una versión absolutamente libre y retorcida del cuento de “Caperucita Roja”. Valeriano Durán Manso firma un artículo sobre Vacaciones en Roma (William Wyler, 1953), un cuento real, tanto por tener las claves de este tipo de relato como por estar vinculado a la realeza a nivel argumental. Víctor Aertsen aconseja la película de animación Fantástico Sr. Fox (Wes Anderson, 2009), basada en un libro infantil de Roald Dahl. Que disfruten con la lectura.