Revista de Cine Versión Original 242. El Perdón

cubierta242WEB

Según el Diccionario del español actual de Manuel Seco, “perdonar” es renunciar a castigar [un delito u ofensa] o a cobrar [una deuda]. Y “renunciar” es producto de una decisión que tiene muchas más ventajas que inconvenientes: la más importante, en mi humilde opinión, es liberarnos de una pesada carga que sin duda nos impide disfrutar de todo lo que podamos en la vida. Debemos perdonar sencillamente porque todos vamos a necesitar que nos perdonen. Pero el perdón no se expresará a no ser que el prójimo lo solicite, se trata de un acto que hay que interiorizar… y después olvidar, para que no edifiquemos desde el rencor. Un ejemplo que ilustra muy bien en la historia del cine este asunto podría ser una de las escenas de la obra maestra La lista de Schinler (Steven Spielberg, 1993): Oskar Schindler (Liam Nesson) pretende llegar a un pacto comercial con el capitán de la SS y comandante del campo de concentración de Plaszow, Amon Göth (Ralph Fiennes), porque el exterminio constante que mantiene el oficial nazi le hace perder dinero. Intenta convencerle de que el hecho de perdonar denota mayor poder que castigar: “Un hombre roba algo, le conducen ante el emperador, se hecha al suelo ante él, le implora clemencia… él sabe que va a morir, pero el emperador le perdona la vida, a ese miserable y deja que se vaya. Eso es poder, Amón… eso es poder”. El actor Ralph Fiennes borda el papel repitiendo la frase “yo te perdono” hasta hacerse detestable para el espectador, sobre todo cuando lo ensaya ante el espejo, perdonándose y exculpándose, sin pudor ni remordimiento.

foto editorial3

En este estupendo número encontraremos significativas referencias a “El perdón en el Cine”: son las seleccionadas por los colaboradores de Versión Original, que detallo a continuación. Pedro Triguero-Lizana: Kelly (Constance Towers) es perdonada dos veces al menos en Una luz en el hampa (Sam Fuller, 1964);  Alejandro González Clemente: el padre James (Brendan Gleeson) debe mantener el perdón hacía su comunidad en Calvary (John Michael McDonagh, 2014); Daniel Marín: todos los personajes indignos del perdón esperan la condena en Solo Dios perdona (Nicolas Winding Refn, 2013); Guillermo Triguero: el padre Logan (Montgomery Clift) debe perdonar y respetar el secreto de confesión en Yo Confieso (Alfred Hitchcock, 1953); Jorge Fidalgo Peralta: Jesús ruega perdón a María Magdalena en La última tentación de Cristo (Martin Scorsese, 1988); María José Chinchilla: Guenevere (Vanessa Redgrave) se despide del Rey Arturo (Richard Harris) pidiendo perdón en Camelot (Joshua Logan, 1967); Lorenzo Ayuso: una profesora de instituto no desea perdonar a los asesinos de su hija en Confessions (Tetsuya Nakashima, 2010); Rodrigo Arizaga Iturralde: Paddy Conlon (Nick Nolte) necesita el perdón de sus hijos en Warrior (Gavin O´Connor, 2011); Elpidio del Campo: Helen (Marlene Dietrich) confía en tener siempre el perdón de su marido en La Venus rubia (Josef von Sternberg, 1932); María de los Llanos García Medina: el sacrificado viaje de Alvin (Richard Farnsworth) en busca del perdón de su hermano en la obra maestra Una historia verdadera (David Lynch, 1999); Francisco Mateos Roco: incluso gente de buen corazón necesita el perdón de su familia en En un mundo mejor (Susanne Bier, 2010); José Manuel Rodríguez Pizarro: la búsqueda de la redención del capitán Rodrigo Mendoza (Robert de Niro) en La misión (Roland Joffé, 1986); Carlos Martín: un periodista de investigación encuentra una inesperada oportunidad de rehabilitación en Ejecución Inminente (Clint Eastwood, 1999); María Laura Gutiérrez Jiménez: la desaparición del padre en extrañas circunstancias hace que la familia se reúna provocando el resurgir de todas las miserias en Agosto (John Wells, 2013); Raquel Abad y Francisco Javier Millán: el intento de perdón a tus agresores en Las nieves del Kilimanjaro (Robert Guédiguian, 2011); Pedro García Cueto cuando el perdón no llega nunca en Rey y patria (Joseph Losey, 1964). Que disfruten con la lectura.