Revista de Cine Versión Original 247. Intrusos

portada247web

Juan Carlos Fresnadillo nace el 5 de diciembre de 1967 en Santa Cruz de Tenerife. Poco antes de cumplir los 20 años, en 1985, se trasladó a Madrid, donde además de estudiar Sociología por la Universidad Complutense obtuvo la titulación de Fotografía y Cine en la Escuela Superior de Artes y Espectáculos. Tras participar en el rodaje del cortometraje El juicio final, dirigido por Gustavo Fuertes, decidió en 1996 debutar como director de pequeñas obras, con Esposados como su primer trabajo propio. Este corto, de veinticuatro minutos, recibió hasta cuarenta premios nacionales e internacionales, incluyendo la nominación al Oscar a Mejor Cortometraje de Ficción. Esta historia, narrada en clave de humor negro, contaba el devenir de un matrimonio al que un golpe de suerte cambia la vida por completo, y sirvió a Juan Carlos Fresnadillo como trampolín para emprender su primer largometraje: Intacto. Con Intacto obtuvo en 2001 ocho candidaturas a los Premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, y consiguió el Goya al Mejor director novel y una gran acogida entre el público y la crítica española. Necesitaba digerir este éxito inicial y pasa un tiempo considerable hasta que, en 2007, aborda su siguiente trabajo, que no es otro que la segunda entrega de la exitosa 28 Days Later (Danny Boyle, 2002). La película se estrena en el Reino Unido y en los Estados Unidos el 11 de mayo de 2007 con el título WeeksLater (28 semanas después en España), un largometraje que se convertiría el mismo fin de semana de su estreno en la segunda cinta en cartelera más taquillera en EE.UU. Su último trabajo hasta la fecha es Intruders (2011), una película que podría incluirse en las recomendaciones de este monográfico que dedicamos a “Los intrusos en el Cine”. Basado en un cuento infantil del director, la cinta narra las pesadillas que sufre Juan, un niño de siete años, por las noches: un intruso sin rostro lo ataca salvajemente, sin que su madre pueda hacer nada para evitarlo. Mientras tanto, Mia, una adolescente londinense de doce años, lee a sus compañeros de clase el misterioso cuento de Carahueca, un monstruo obsesionado con los niños. La vida de las dos familias, aunque separadas por muchos kilómetros, dará un vuelco: los intrusos ya se han instalado en sus casas e intentan denodadamente arrebatar algo a los niños.

A este título se le suman veinte recomendaciones más seleccionadas por los colaboradores de Versión Original: Alejandro González Clemente se decide por El hombre de al lado (Mariano Cohn y Gastón Duprat, 2010): un día Leonardo se despierta sobresaltado por unos golpes. Buscando el origen del ruido, se encuentra con que su vecino Víctor ha decidido abrir una pequeña ventana que da justo a su vivienda; en ese momento ve amenazada su privacidad; Daniel Marín apuesta por Under the Skin (Jonathan Glazer, 2013), donde un “alien” asume la forma de una atractiva mujer (Scarlett Johansson) y deambula por las calles de Escocia, llevando a hombres solitarios y confiados a un destino fatal, en la adaptación surrealista de la novela homónima de Michel Faber; Francisco Mateos Roco opta por Brigadoon (Vincente Minnelli, 1954), dos turistas llegan a Brigadoon, una pequeña aldea escocesa que es víctima de un encantamiento que mantiene dormidos a sus habitantes desde hace un siglo; Guillermo Triguero selecciona la obra maestra El sirviente (Joseph Losey, 1963), donde el intruso es un intrigante y manipulador mayordomo que consigue dominar la vida del señor al que sirve, aprovechándose de sus debilidades sexuales; Jorge Capote rememora Perros de paja (Sam Peckinpah, 1971), un estudio sobre la violencia del ser humano basado en la novela “TheSiege of Trencher’sFarm”, de Gordon M. Williams; Jorge Fidalgo Peralta prefiere El exorcista (William Friedkin, 1973), adaptación de la novela de William Peter Blatty, que se convirtió en el intrusismo espiritual más popular de todos los tiempos; José Antonio García Sagardoy escribe sobre The Collector (Marcus Dunstan, 2009), donde un intruso desconoce que en la casa que supone vacía hay un psicópata que está torturando a la familia; José Manuel Rodríguez Pizarro se decanta por la película de culto Holocausto caníbal (Ruggero Deodato, 1980), en la que los intrusos son cuatro documentalistas que se adentran en la selva amazónica en busca de tribus que practican el canibalismo; Leonardo Brandolini nos habla de Hal Carter (William Holden), un aventurero que en busca de empleo llega a un pequeño pueblo de Kansas en Picnic (Joshua Logena, 1955); Lorenzo Ayuso compara La Cosa (Matthijs van Heijningen, 2011) con la película del mismo título dirigida por John Carpenter y protagonizada por Kurt Russell, que se basaba en un clásico de serie B de los años 50; Víctor Aertsen destaca la intromisión de una fuerza sobrenatural en la vida de la protagonista de It follows (David Robert, 2014); Luis Alberto Jiménez Acevedo recomienda FunnyGames: Juegos divertidos (Michael Haneke; 1997), un angustioso e insólito thriller macabro de calidad contrastada; Pablo Pérez Rubio aconseja Tú y yo (Leo McCarey; 1957), donde los intrusos son la pareja protagonista (Deborah Kerr y CaryGrant ) en un contexto social de alta frivolidad; Pablo Sánchez Blasco fija su atención en Coherence (James Ward, 2013), donde en una cena de un grupo de amigos todos son extraños; Pedro Triguero-Lizana atiende a El carnaval de las bestias (Jacinto Molina, 1980), un mercenario japonés que huye a España después de un robo, y es acogido por una familia un tanto peculiar; Valeriano Durán Manso recuerda el intrusismo interesado de Eva Harrington (Anne Baxter) en Eva al desnudo (Joseph L. Mankiewicz, 1950); Rodrigo Arizaga Iturraldeha elegió Tú eres el siguiente (Adam Wingard, 2011), donde los intrusos son un grupo de asesinos sádicos que acosan a una familia en su casa de vacaciones; Carlos Martín recuerda a Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979), uno de los intrusos más icónicos del cine de ficción que se suma a la nave Nostromo que se dirige a la Tierra; Pedro García Cueto prefiere un clásico de la historia del cine, El extraño (OrsonWelles, 1946), y finaliza Raquel Abad Coll con una excelente película que estuvo nominada al Oscar a la mejor fotografía, Los intrusos (Lewis Allen, 1944). Que disfruten de la lectura.