coronado

Madrid, principios del siglo XXI. Un día el inspector de policía Santos Trinidad, de camino a casa, ya muy borracho, se ve involucrado en un triple asesinato. Pero hay un testigo que consigue escapar y que podría incriminarlo. Santos emprende una investigación destinada a localizar y a eliminar al testigo. Mientras tanto, la juez Chacón, encargada de la investigación del triple crimen, avanza meticulosamente en la búsqueda del asesino. Santos y Chacón descubrirán muy pronto que lo que parecía un simple caso de tráfico de drogas es, en realidad, algo mucho más peligroso.

“La creíble y magnética negrura de Urbizu. (…) posee un arte apabullante para contarte una intriga complicada (…) La presencia y la economía gestual de Coronado impresionan” (Carlos Boyero: Diario El País)
—————————————-
“Pocas veces un actor da muestras de un mimetismo con su personaje tan salvaje. (…) Un artificio de espejos tan brutal como sabio. (…) su trabajo [de Urbizu] más acabado, menos manierista. Directamente directo.” (Luis Martínez: Diario El Mundo)
—————————————-
“Magnífica película (…) un grandioso Coronado en el papel más complejo y arriesgado de su carrera” (Sergi Sánchez: Diario La Razón)
—————————————-
“Un arranque espectacular (…) Urbizu demuestra que a veces recurrir a los géneros más clásicos suele dar los mejores resultados” (Nuria Vidal: Fotogramas)
—————————————-
“Un ‘thriller’ que nos obliga a seguir a su protagonista (…) un enorme Coronado, grandísimo (…) Puntuación: ***1/2 (sobre 5)” (Irene Crespo: Cinemanía)
—————————————-
“Urbizu conserva su extraordinario sentido del ritmo (…) y hay ramalazos de thriller de autor. Pero ni siquiera esos planos finales, demoledores, llegan a hacernos olvidar que hemos bajado la guardia durante buena parte de la trama” (Pere Vall: Fotogramas)
—————————————-
“Una vigorosa muestra de cine negro contenido y contundente como pocas se ven en el panorama español” (Eulàlia Iglesias: Diario Público)
—————————————-
“No es para tanto (…) Es de una resultona pirotecnia. Superficialmente brillante, pero sin verdadera carne dramática” (Salvador Llopart: Diario La Vanguardia)

Fuente: Film affinity