V.O 283. CARRETERAS

La carretera que une Laurens (Iowa) con Mount Zion (Wisconsin) es sin duda una de las más icónicas de la historia del cine. 

Esta vía asfaltada, que se extiende a lo largo de 255 millas, es la que Alvin Straight recorrió montado en un cortacésped con el único propósito de visitar a su hermano Lyle tras enterarse de que había sufrido un infarto. Poco le importaron las dificultades que entrañaba afrontar tal viaje en el ocaso de su vida y aún menos el que llevaran diez años sin dirigirse la palabra.

FueMary Sweeney, colaboradora y posterior esposa de David Lynch, quien, allá por el año 1994, descubrió esta historia en la prensa. Desde el primer momento quiso llevar esta proeza al cine y, tras un tiempo de gestiones relacionadas con los derechos, consiguió ponerse al volante del proyecto, compartiendo la escritura del guión con John Roach y asumiendo las labores de su producción y montaje. Finalmente, cuatro años después de que Alvin Straight ejecutara su loca idea David Lynchfilmó esta aventura de carretera y manta, que se estrenó con el títuloThe Straight StoryUna historia verdaderaen España. El resultado fue una obra maestra, probablemente la mejor película de su filmografía junto con El hombre elefante, en la que el director de Missoula se alejó de su habitual retórica visual y se entregó con pasión a la historia de un hombre común embarcado en un indescriptible viaje final. La travesía original fue rodada por orden cronológico con el veterano actor Richard Fansworth, que en aquel momento tenía ochenta años y padecía un cáncer de huesos que convirtió la empresa en una hazaña, logrando a pesar de ello el trabajo interpretativo más importante de su carrera –un año después de presentar la película, incapaz de seguir soportando los dolores extremos de su enfermedad, Richard Fansworth decidióponer fin a su periplo vital en su rancho de Nuevo México-. 

Por su parte,Angelo Badalamentiaportó una excepcional banda sonora al filme, con una elegante sonoridad que resulta imprescindible para seguir el lento periplo de redención de un personaje fascinante, acosado por los recuerdos fantasmales de la guerra y atormentado por una difícil relación fraternal minada por la soberbia y por el alcohol. Por ello, la decisión de vagar por las carreteras del Medio Oeste de los Estados Unidos fue un acto de humildad que su hermano reconoció, y así lo transmite con delicadeza la escena en la queun travelling ascendente muestra el cielo estrellado para simbolizar la amistad y el amor que une a ambos al final de una vida. Esta obra de extrema sencillez también sumerge en un viaje al espectador, que disfrutará de su maravillosa música, de su paisaje singular y, sobre todo, de la compañía de un anciano entrañable que va confesando sus más tristes recuerdos por una carretera que avanza recta hacia el horizonte.

No obstante, no es esta la única carretera que Versión Originalos quiere invitar a recorrer, sino que os propone un paseo por los diversos trazados de los caminos, calzadas y autopistas especialmente recomendados por sus colaboradores en este ejemplar: Sabela Pillado nos sugiere Dos en la carretera,  Déborah Vukusic Tres anuncios en las afueras, Rodrigo Arizaga Punto límite cero, Adolfo Monje Un día más con vida, Francisco Mateos Roco Green Book, Ángela Recuero Marsella, Alejandro Moreno Drive, Pablo Pérez Rubio Loco por Anita, Paco Collado Carretera asfaltada en dos direcciones, Ángeles Pérez Matas Anochece en la India, Diego J. Corral Cars, María Medina El autoestopista, Pedro Triguero-Lizana Semáforo rojo, Gracia Iglesias Mínguez En el curso del tiempo, Luis Pablo Hernández Carreteras secundarias, José Manuel Rodríguez Pizarro A Taxi Driver: Los héroes de Gwagju, Guillermo Triguero El diablo sobre ruedas, David Felipe Arranz Detour, Alfonso Pérez Martín El último tour, Luis Alberto Jiménez Acevedo En la carretera, Leonardo Brandolini River of Grass, José María Santiago Manos sucias, Alejandro González Clemente Carretera perdida, Pedro García Cueto Accidente, Raquel Abad y Francisco Javier Millán De repente, la oscuridady Jorge Capote Yo, yo mismo e Irene. Que disfruten de la lectura 

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google