V.O 305. Serie B

  El volumen que tenemos entre manos recoge artículos de películas que quizá nunca hayamos visto ni oído hablar de ellas. Hoy se corrige, al menos en parte, ese desatino. Todas las películas que se analizan a continuación pertenecen al cine de serie B, cuya máxima definitoria es vox populi: bajo presupuesto. Su aparición histórica se debe a una razón quizá menos conocida, pero que es puramente económica. La gran crisis originada tras el crac del 29 en Nueva York y consecuente depresión económica de los años 30 y 40 causó una disminución notable en el poder adquisitivo y, por lo tanto, en la venta de entradas de cine. Ante esta situación, la industria de Hollywood decidió producir cintas de escaso coste como estrategia para mantener a flote el negocio. La cara B del rotativo contenía estas películas de ocasión, de manera que los cines exhibían en sesión doble una película B antes de dar la vuelta al rotativo y poner la cara A, lado que contenía el plato fuerte de la noche. El espectador conseguía ver dos películas al precio de una y Hollywood seguía vendiendo entradas. La película B era normalmente de menor duración, con un guion precario, escasos recursos de producción y, por lo general, un elenco de actores desconocido. Las críticas de estas películas, como os podréis imaginar, nunca fueron buenas. Aunque es cierto que eran películas realizadas gastando pocos recursos, siempre formaron parte de la industria y, como tal, servían con frecuencia de trampolín cinematográfico para estrellas en ciernes que más tarde llegarían a formar parte del sistema de primer orden. Nombres destacados como Jacques Tourneur, Boris Karloff, Humphrey Bogart, John Wayne, Jack Nicholson, Peter Jackson, Quentin Tarantino, Robert Rodriguez y Tim Burton, entre otros, se relacionan con este tipo de cine y declaran de forma explícita su deuda y admiración hacia él.

            Hoy en día lo que se entiende por serie B es más complejo y rico en matices y perspectivas. En algunos casos, el elemento paródico ha llegado a formar parte de su idiosincrasia, así como la capacidad de recuperar figuras de la interpretación que habían sido olvidadas. Muchas de estas cintas, denostadas por la crítica y objetivamente cuestionables desde su ejecución técnica, se han convertido en objeto de veneración para una importante cantidad de espectadores que reconocen y aprecian el cine como un acto de creatividad, libertad, divertimento y transgresión en ocasiones difícil de alcanzar desde otros registros más canónicos o convencionales. Su popularidad ha hecho que surjan géneros similares o versiones periféricas: cine Z, cine C, cine de explotación, poverty row, cine independiente, cine psicotrónico, gore, giallo, spaghetti western, blaxploitation, mockbusters…  nombres que se relaciona, de una forma u otra, con el que nos ocupa hoy, pero de los que quizá hablaremos en otro momento. 

Las películas de las que sí hablamos hoy aquí presentan argumentos de lo más inverosímiles. Desde el terror y la ciencia ficción como géneros predilectos, nos cuentan historias de catástrofes nucleares, invasiones extraterrestres, mujeres pantera, mujeres de cincuenta pies, muertos vivientes, castores zombis, monstruos, vampiros, cultos satánicos, mundos desconocidos, docentes alienígenas, madres que se comen perros, plantas que se comen personas, babosas mutantes… Más improbables y sorprendentes resultan las múltiples combinaciones de estos y otros desacertados dislates cinematográficos conjugados en un mismo filme –por eso nos gustan tanto y, además, agradecemos que todo ello contribuya al desarrollo deseado y deseable del género-. La acumulación, el exceso, la excentricidad, lo grotesco son rasgos de este repertorio que casi nunca deja títere con cabeza. Su actitudanti-establishment, el rechazo a los convencionalismos, la capacidad de ofrecer más con menos supuso en su origen un fuerte aliciente para muchos realizadores de la época que todavía sigue seduciendo al público contemporáneo. 

Adrián Collado Icardo

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad